jueves, 26 de diciembre de 2019

Cépeda y Ana Guerra actuarán juntos en el Espacio Aguere Cultural


El decimocuarto concierto de la gira ImaginBank 2019 llegará a Tenerife el próximo 11 de enero. El Espacio Aguere Cultural será el recinto que acogerá la actuación de Cepeda y Ana Guerra, dos de los artistas que más están destacando y consolidando su carrera musical tras su paso por Operación Triunfo.

Los cantantes ofrecerán una selección de los temas que han presentado durante estos últimos meses en sus respectivas giras Principios y Tour Reflexión, además de interpretar su nuevo dueto: Culpable o no.

Las entradas ya están a la venta a través de la plataforma digital Ticketmaster ENLACE

Sobre Luis Cepeda
Luis Cepeda, después de lanzar su primer sencillo “Esta vez”, alcanzar el número 1 en las listas de ventas de España, ser el número 1 en iTunes, tener 4,5 millones de reproducciones en YouTube… ha publicado su primer álbum, un trabajo prometedor, creativo y que nos permite comprender mejor su evolución artística.

En el 2016 recibió la propuesta de concursar en el programa de televisión La voz. Pero, meses después, se presentó al casting de Operación triunfo, entró y allí asimiló los valores y la técnica de la academia, y aprendió a disfrutar sobre el escenario.

El primer álbum de Luis Cepeda salió a la luz el pasado 29 de junio. En él se pueden encontrar canciones propias elaboradas con la complicidad del productor y compositor David Sansebastián, conocido por su trabajo junto con India Martínez, Antonio José o María Parrado, entre otros muchos.

En este disco también encontramos antiguas composiciones que nos permiten conocer cómo era ese artista anónimo y tímido que escribía por puro placer. Sin duda, con este álbum hemos conocido a Luis de una forma más personal y hemos podido indagar en sus sentimientos a través de las canciones.

Sobre Ana Guerra
La irrupción de Ana Guerra en el panorama del pop español —mejor dicho, hispanohablante— era cuestión de tiempo. La intensidad de su paso por Operación triunfo 2017 ha acelerado un proceso que, visto con perspectiva, se antojaba inexorable. La cantante tinerfeña atesora muchos de los dones por los que la mayoría suspira. Tiene una voz profunda y versátil, una vocación que se intuye indestructible y una fotogenia difícil de discutir. También cuenta con el favor del público, que ha sabido apreciar el potente carácter de una artista que, en pocos meses, ha logrado acumular casi 100 millones de reproducciones entre sus perfiles de Spotify y YouTube, y ha cantado dos de los éxitos de nuestra música popular reciente: “Lo malo”, a dúo con Aitana Ocaña, y “El remedio”, escrita ex profeso para ella por el hitmaker colombiano Nabález.

El padre de Ana tocaba boleros y canciones populares canarias en distintos grupos. En casa había tradición. Y también, un karaoke que puso a sus padres sobre la pista. Vieron que la niña cantaba. Que cantaba bien y que merecía la pena alimentar dicho potencial. Aconsejados por Mariano Lozano, compositor y productor granadino que la vio en el programa A tu lado siendo una cría, la matricularon en el conservatorio con la premisa de que al menos terminara el grado elemental. Allí estudió durante ocho años, y se especializó en flauta travesera. La seleccionaron para el coro de voces blancas, con el que cantó varias óperas bajo la tutela de Carmen Cruz. Cuando las exigencias de la secundaria, el conservatorio y la vida misma se desbordaron, decidió continuar por otro camino.

Quienes hayan seguido la memorable trayectoria de Ana en el gran fenómeno catódico de la temporada, ya saben que la música es un elemento cardinal en su biografía. Creció en La Laguna, ciudad peatonal en la que abundan los intérpretes callejeros. Las aceras laguneras fueron testigo de su talento ya en la adolescencia, cuando hacía pellas en el instituto para tocar con El Plan D, uno de los muchos grupos por los que pasó antes de mudarse a Madrid. Además, formó parte de Gospel Shine Voices, hizo coros y tocó la travesera con Fran Baraja y La Banda Reparte, y cantó tango a la vera del guitarrista Javier López Musso. Música por todas partes. Y de todo tipo. ¡Menuda escuela!

No hay comentarios:

Publicar un comentario